El alumnado de 'Activando capacidades', de Cruz Roja, preparado para realizar prácticas y cambiar sus oportunidades laborales

|


190518 va cruz roja


Dentro del Plan de Empleo de Cruz Roja en la provincia de Ciudad Real, la Asamblea Local de Valdepeñas tiene en marcha el proyecto ‘Activando capacidades’, financiado por el IRPF de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y en el que se enmarca el curso ‘Monitor y monitora de actividades juveniles y comedor escolar’. Este curso, que se inició el pasado día 2 de abril, ha concluido las 110 horas de formación teórica que dan paso al desarrollo de prácticas no laborales en empresas.




Los alumnos y alumnas también han desarrollado actividades en el exterior del aula, como la que les trasladó al Albergue Rural Vallehermoso de la mano de la empresa Quijote Ocio, impartidora de la acción formativa, que les permitió conocer in situ las actividades recreativas y de ocio y tiempo libre que se realizan en campamentos juveniles.




Para llegar a este punto, el alumnado ha pasado una fase previa de sesiones de orientación individuales y colectivas. Todos ellos y ellas, con gran vocación de poder desarrollar su carrera profesional en el sector, completarán el itinerario formativo mejorando competencias básicas como la autoconfianza, la resolución de problemas, la comunicación, la seguridad en sí mismos, y competencias transversales que les facilitan el desarrollo de la profesión y mejoran su empleabilidad.




Los desempleados y desempleadas que han participado en el proyecto conseguirán el título acreditativo antes del inicio de este verano, facilitando así la incorporación laboral en la profesión de cara al periodo estival. Esta formación prepara a los participantes para trabajar, por ejemplo, en campamentos de verano, centros de ocio, talleres de animación, ludotecas o comedores escolares.




El curso está dirigido a personas desempleadas de larga duración, mayores de 45 años, jóvenes, personas sin cualificación, y otros colectivos vulnerables en situación de desempleo, aunque 14 de las 16 personas que han realizado el curso son menores de 30 años.




‘Oportunidades que cambian vidas’


Desde su puesta en marcha, el Plan de Empleo de Cruz Roja busca acercar al mercado laboral a las personas en mayor dificultad social para evitar su exclusión social. Para llevar a cabo este compromiso, Cruz Roja trabaja también en la eliminación de estereotipos, prejuicios, minusvaloración social y discriminación que con frecuencia afecta a las personas vulnerables y son barreras para su acceso al empleo.




Promover la igualdad de oportunidades, el empleo digno, y motivar a las personas en su camino de búsqueda de trabajo son algunas de sus líneas de actuación, que se diseñan de manera individualizada, con itinerarios de inserción adaptados a cada participante.


Para la Organización, las personas en situación de desempleo, y especialmente los jóvenes, aunque puedan carecer de cualificación, son una fuente potencial de talento y capacidades que deben aprovecharse en el mercado laboral. Por eso, se promueve su formación e inclusión laboral en colaboración con la sociedad, las empresas y administraciones públicas.