Alfonso Martínez de Carneros Gómez-Caminero: "Es fácil detectar el glaucoma si se acude al médico pero es muy difícil el tratamiento si se llega tarde"

|


160518 va oftalmologo martinez de carnero


Este domingo 20 de mayo la Plaza de España de Valdepeñas acogerá una campaña de prevención del glaucoma ocular, una iniciativa de la que se podrán beneficiar todas aquellas personas que quieran hacerse una revisión gratuita de la vista y en unos pocos minutos saber si se es propenso a padecer esta enfermedad. Todo ello viene organizado desde la clínica de oftalmología del doctor valdepeñero Alfonso Martínez de Carneros Gómez-Caminero, que ya celebró en Madrid algo similar con gran éxito y repercusión. Es por ello que hemos hablado con el doctor en esta entrevista sobre la campaña, sobre la enfermedad y sobre la placa que se descubrirá el domingo como homenaje a su abuelo, fundador del primer hospital de Valdepeñas.


¿Por qué venir a Valdepeñas con esta campaña de prevención del glaucoma ocular?


Esta campaña la hicimos con mucho éxito en Madrid en la Semana Mundial del Glaucoma. Hay una concienciación mundial entre los oftalmólogos para informar y poder detectar esta enfermedad porque es fácil la detección si se acude al médico oftalmólogo pero es muy difícil el tratamiento si se llega tarde. Entonces, estando con el alcalde, Jesús Martín, se lo comenté y enseguida mostró interés y nos facilitó todos los medios disponibles en el Ayuntamiento para poder realizar esta campaña gratuita que haremos en la Plaza de España el 20 de mayo.


¿Qué es el glaucoma?


El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por el desgaste de las fibras del nervio óptico. Afecta primero a la visión periférica y después a la visión central. Lo característico del glaucoma es que suele haber hipertensión ocular, que está la tensión ocular alta. Con esta determinación, nosotros ya empezamos a hacer más pruebas para conocer el alcance de esta enfermedad. 


¿Quién tiene más probabilidades de padecerlo?


En general todos podemos estar expuestos a padecerlo pero es cierto que hay un sector de la población entre los que se da mucho más frecuente, como los mayores de 40 años, aquellas personas que tengan antecedentes familiares de glaucoma, la alta miopía y los diabéticos.


¿Cuáles son los síntomas?


No da síntomas, la persona que tiene la enfermedad va perdiendo visión periférica sin darse cuenta hasta que pierde visión central. Y cuando pierde visión central es cuando acude al médico y en ese momento puede tener lesiones que se pueden considerar irreversibles.


¿Qué tratamientos existen?


Hay tratamientos médicos como medicamentos que son hipotensores, que reducen la tensión ocular del ojo, que pueden ser en forma de colirio o por vía oral. Luego también existe la posibilidad de hacer tratamiento láser y tratamiento quirúrgico. Dentro de las cirugías, nosotros hacemos la esclerotomía profunda o perforante, que es muy poco invasiva y agresiva para el ojo que puede controlar la enfermedad, y también hay implantación de válvulas. 


¿Qué recomendaciones haría respecto a esta enfermedad?


Las recomendaciones es que estén siempre alerta con cualquier signo o síntoma. Hay que hacerse revisiones anuales en el caso de las personas mayores de 40 años y también las personas que son más proclives de padecer la enfermedad.


El domingo también descubrirán una placa dedicada a su abuelo, que fue fundador del primer hospital de Valdepeñas. ¿Qué significa esto para usted?


Para mí es una gran alegría que le hagan este reconocimiento porque luchó y trabajó mucho para conseguir el hospital y fue algo muy bueno para el pueblo de Valdepeñas el tener un hospital con las últimas tecnologías que había en ese momento que él aprendió en el Hospital Universitario de San Carlos  en Madrid. Todo lo que aprendió lo trasladó a su pueblo y su pretensión siempre fue crear este primer hospital. Para ello contrató equipos médicos, diseñó el hospital y los quirófanos, trajo a las monjas franciscanas para que atendieran a los enfermos hospitalizados, y fue una gran ayuda para los ciudadanos de Valdepeñas que vieron en su ciudad un gran hospital y bien dotado para atender todo tipo de enfermedades. Hasta tal punto que a través de El Eco de Valdepeñas y su directora Sara Laderas he podido ver publicados dos hechos que yo no conocía. Porque yo sí conocía, dentro de los casos más importantes que atendió, un parto de un niño con dos cabezas, que fue bastante difícil. Pero a través de El Eco de Valdepeñas en su apartado de Historia he podido conocer operaciones de cráneo que se realizaron y otras que se hacían frecuentemente y que venían reseñadas en la prensa. 


www.martinezdecarneros.com