El Gobierno regional incrementa un 34 por ciento la dotación económica anual del 1-1-2 para incorporar más trabajadores y mejorar el servicio

|


020518 rg junta 1


El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del nuevo contrato de prestación del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, que incrementa un 34 por ciento la dotación económica anual, lo que supone la incorporación de 14 nuevos trabajadores y, consecuentemente, de nuevas funcionalidades para ofrecer a la ciudadanía un servicio más rápido y eficaz en la gestión de las emergencias tanto ordinarias como extraordinarias.


En rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, ha explicado que el nuevo contrato, que entró en vigor ayer y que tendrá una vigencia de cuatro años, ha sido adjudicado por un importe total de 15,3 millones de euros a Ferrovial Servicios, S.A.

Hernando ha subrayado que el nuevo contrato se enmarca en la apuesta decidida del Gobierno del presidente García-Page por mejorar la respuesta a cualquier tipo de emergencia que se produzca en la región y que incluirá también la próxima renovación de la plataforma tecnológica, la construcción de un centro de respaldo, la convocatoria de seis nuevos puestos de coordinadores regionales y la adquisición de un vehículo ligero de coordinación, entre otras medidas.

El incremento económico respecto al anterior contrato, que se adjudicó en 2013, supone aumentar el número de trabajadores de la Sala de Coordinación, reforzar el departamento de Protocolización, Explotación de Datos y Soporte Técnico, así como la gestión de las llamadas emergencias extraordinarias, y ampliar el departamento de Comunicación, encargado de trasladar la información sobre los incidentes que se gestionan en el 1-1-2.

El portavoz ha querido destacar además la importancia del Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias de Castilla-La Mancha 1-1-2, uno de los más valorados por los ciudadanos, que ha incrementado en tres años un 19,5 por ciento las llamadas procedentes, llegando a las 680.504 en 2017, “la cifra más alta de este servicio desde que comenzó a funcionar en 2001”, ha apostillado.

Programa de Terapia Asistida con Perros en personas mayores

Hernando también ha informado de la puesta en marcha de un novedoso Programa de Terapia Asistida con Perros que beneficiará a más de 200 personas en veinte centros de mayores de la región.

Se trata de un programa que se inició de manera experimental en cuatro centros de mayores de la provincia de Cuenca en 2016 y que dada la gran acogida que ha tenido se ha ampliado, multiplicando por cinco los centros de la región que lo ofrecerán a partir de ahora.

De este modo, en 2018 se desarrollará en veinte centros de mayores de Castilla-La Mancha, cuatro por provincia.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha destacado los beneficios emocionales, afectivos, sociales y comportamentales de la mano de los mejores profesionales, “y, en este caso, también de la pata del mejor amigo del ser humano desde hace 15.000 años”.

El Programa de Terapia Asistida con Perros en personas de avanzada edad se encuadra en el Marco de Envejecimiento Activo de Castilla-La Mancha, concretamente, en el Eje de Prevención de la Dependencia y Promoción de la Autonomía Personal, que el Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa dentro de las políticas dirigidas a los mayores que han aumentado su presupuesto un 12 por ciento desde que comenzó la legislatura.

Hernando también ha recordado que el Gobierno regional ha finalizado ya el borrador del anteproyecto de la Ley de Acceso al Entorno de Personas con Discapacidad Acompañadas de Perros de Asistencia, una normativa elaborada de la mano del CERMI y la ONCE y que, ha enfatizado, “situará a Castilla-La Mancha a la vanguardia de España en materia de accesibilidad”.

"No permitiremos que el Gobierno de España sea cómplice de meter la tijera en la PAC"

Por último, el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego ha instado al Gobierno de España a que no permita ninguna reducción de los fondos europeos destinados a la Política Agraria Común, tal y como reflejan los Presupuestos de la Unión Europea para los próximos seis años.

“Lo que no vamos a permitir es que el Gobierno de España sea cómplice de meter la tijera, con la Comisión Europea en este caso, a la agricultura y a la ganadería a través de menores ayudas a la PAC. Que lo quiten de otro sitio o que encuentren algún nuevo tipo de medida impositiva a grandes empresas, a las tecnológicas, a todas aquellas que lo que tienen que hacer es revisar una armonía impositiva”, ha finalizado.