¿Zumba, aeróbic o spinning? Elige tu disciplina favorita para ponerte en forma

|


AEROBIC


Estás pensando en ponerte en forma para este verano pero aún no sabes qué disciplina seguir. Pues con estos consejos igual te es más fácil la elección.


Zumba


Aunque el Zumba irrumpió en nuestras vidas hace ya unos 6 años, nació en Miami en 2001 y a sus clases se las llama “fiestas fitness” porque mezclan música super pegadiza con coreografías muy guays y fáciles de seguir que aseguran un entrenamiento integral y efectivo en todo el cuerpo.


Las clases de Zumba además de tener beneficios físicos son super divertidas. Así, haces ejercicio sin darte cuenta. Además, estarás tonificando, esculpiendo tu cuerpo y quemando calorías si entrenas a tope. Es un entrenamiento global que fortalece todo el cuerpo pero especialmente se trabajan abdomen, glúteos y piernas. Según la intensidad y la persona, se pueden quemar hasta 1.000 calorías.


Aerobic


El ‘aeróbic’ o danza aeróbica lleva desde los años 70 entre nosotras: una clase colectiva dirigida por un profesor que, mediante movimientos de la danza y al ritmo de la música, logra un trabajo continuo que mejora nuestro sistema cardiovascular. 


Y es que hacer cardio, como ya sabes, tiene una larga lista de beneficios: mejora la oxigenación en sangre, reduce los depósitos de grasa, facilita el drenaje linfático, reduce nuestros niveles de glucosa, estimula la formación de glóbulos rojos, ayuda a evitar la desmineralización de los huesos y reduce nuestros niveles de estrés cotidiano.


Con el aerobic se fortalece el core (abdominales y espalda). Se pueden quemar entre 300 y 600 calorías por hora.


Spinning


Todo el mundo lo conoce como Spinning gracias a un programa de ejercicios para ciclo ‘indoor’ (su verdadero nombre) ideado en el año 1992 por Jonathan Goldberg. Es una actividad cardiovascular que se hace en una sala de fitness con música, un monitor dispuesto a motivarte y muchas ganas ganas de pedalear. Las ganas son todo lo que necesitas para disfrutar de sus beneficios para tus piernas, tu corazón y tu estrés.


Con el ciclo ‘indoor’:


- Fortalecerás sobre todo las piernas pero también los brazos (verás que tríceps).


- Gastarás un montón de calorías (más pulsaciones del corazón = más calorías se queman) y mejorarás la metabolización de grasas.


- Disminuirás la frecuencia cardíaca en reposo y mejorarás la circulación de la sangre


- Tendrás una gran sensación de bienestar: “El ciclo ‘indoor’, al ser una actividad de alta intensidad de entrenamiento, ayuda a eliminar el estrés y, por tanto, disminuye la ansiedad produciendo una sensación de bienestar y relajación mental una vez terminada la sesión.”


Principalmente se fortalecen las piernas pero también brazos, espalda y abdominales. Y en una clase se pueden quemar unas 700-800 calorías.