Preparados para atender las necesidades de las personas con autismo

|


020418 MANZ AUTISMO


Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manzanares se han unido para conmemorar el Día Mundial de Concienciación del Autismo, que se celebra este lunes 2 de abril. El personal ha vestido de azul durante este día, sumándose así a la propuesta de la concejalía, y ha difundido la información de la campaña que ha contado con el apoyo de la edil responsable del área, Beatriz Labián.

Desde el año 2008, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manzanares prestan un servicio especializado desde el Centro Social de la calle Empedrada que ayuda a las familias de personas diagnosticadas con Trastorno del Espectro Autista. De este modo, se cumple con la premisa de que las entidades locales deben tener un papel protagonista en la configuración del nuevo espacio de protección a las personas en situación de dependencia.

Entre los recursos municipales existentes, el programa de Promoción de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia da a conocer el protocolo y asesoramiento que se realiza con personas que han sido diagnosticadas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), así como a sus familiares.

De igual importancia que el abordaje sanitario y educativo, en el ámbito del bienestar social, las personas con TEA y sus familias cuentan con un acompañamiento y asesoramiento desde el primer momento; disponen de acceso a información de recursos y servicios de promoción de autonomía personal o a servicios y prestaciones de atención a la dependencia, con el que se elaboran programas individuales de atención.

Estos programas se trabajan de una forma directa y personalizada, que implica, no solo la entrevista en el centro social, sino la visita al domicilio para conocer su contexto familiar. De igual manera, existe una coordinación con los centros educativos y profesionales sanitarios que los atienden. Todo ello, conlleva una atención totalmente personalizada que se complementa con la implicación familiar.

Desde el catalogo de atención a la dependencia, las personas dependientes con grados I, II, o III, cuyo diagnostico sea TEA, tienen acceso a diferentes servicios como el de apoyo en el domicilio. Igualmente, pueden acceder a prestaciones vinculadas a servicios profesionales como tratamientos terapéuticos especializados, acceso a centros de día, centro residencial, y reconocimiento de personas cuidadoras o apoyo a las familias.

Actualmente, las instalaciones de los centros sociales de la calle Empedrada y Divina Pastora cuentan con el Servicio de Promoción de Autonomía Personal (SEPAP) con cuatro profesionales especializadas: psicóloga, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, y logopeda. Este equipo desarrolla diferentes talleres grupales que se dedican a la estimulación, rehabilitación y recuperación a nivel terapéutico, con personas valoradas como dependientes moderados y severos. En ellos también se incluye la atención de personas del espectro autista.

De igual manera, los Servicios Sociales de Atención Primaria de Manzanares están formados por trabajadoras sociales, psicólogas y educadoras sociales que atienden cualquier demanda relacionada con la discapacidad y apoyo a la unidad de convivencia.

Aula CEIP La Candelaria

La respuesta educativa a las necesidades de las personas con autismo se trasladan al aula AMATEA, creada durante el curso 2013-2014 para alumnos y alumnas diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista ya matriculados en el centro. Con ellos y ellas se trabaja mediante materiales adaptados, aprovechando al máximo los recursos humanos disponibles, y usando unas estrategias metodológicas innovadoras y organizadas dentro de un modelo de escolarización como son las aulas abiertas especializadas TEA.

Esta respuesta educativa, además, ofrece una enseñanza dirigida y unos apoyos muy especializados para minimizar las especiales dificultades que estos niños y niñas tienen para comprender el medio, para la comunicación y la relación social, haciéndose muy necesario el empleo de un entorno muy estructurado y la utilización de sistemas para la comunicación.

Los profesionales que trabajan específicamente en este aula son un maestro de Pedagogía Terapéutica, una maestra de Audición y Lenguaje, y un auxiliar técnico educativo, junto a las directrices de la orientadora del centro y el trabajo del personal tutor y resto de profesionales del CEIP “La Candelaria”.

En la actualidad, se asisten en el aula AMATEA a 7 menores con los se trabaja la adquisición de hábitos de la vida diaria, procesos psicológicos básicos (atención, percepción, memoria, imitación, razonamiento, etc.), logopedia, habilidades sociales, teoría de la mente y estimulación sensorial. Todo ello, a través del uso de la metodología específica basada principalmente en el método TEACCH (el cual ofrece una educación estructurada mediante una organización espacio-temporal del entorno), método LOOVAS (para trabajar la conducta); método PECS (sistema de comunicación por intercambio de imágenes); proyecto PEANA; conducta de señalar; y apoyos visuales.

El colegio se sumará en los próximos días a la conmemoración del Día Mundial de Concienciación del Autismo con actividades para los menores los días 4 y 5 de abril.

CDIAT y ‘Te ayudo’

Entre un 20% y un 25% de los niños atendidos en el Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana, Te Ayudo, están dentro del diagnóstico de TEA. Han llegado derivados por retraso del lenguaje, retraso en la atención, problemas en la socialización, o retraso generalizado del desarrollo, un conjunto de signos discretos entre los 2 y los 4 años.

Los padres suelen comentar a su llegada al centro que “no responde cuando le llamamos, no se gira”, “es como si fuera a lo suyo”, “no habla, señala o nos coge del brazo para llevarnos a lo que quiere, o se queda mirando delante de la nevera hasta que le preguntas”. Cuando en la entrevista de acogida se les pregunta si balbucea, la mayoría responden que sí que hubo laleo, es decir, la lengua estaba presente, pero no se ordenó en palabras. Los padres por lo general no localizan el momento del cambio, como si hubiera sido una progresiva retención de la palabra.

Otro signo importante es el desarrollo motor, que en ocasiones está también ralentizado. Niños que no han gateado, y que empiezan a caminar pasados los 18 meses.

Desde el CDIAT, la atención se centra en las necesidades y preocupaciones de las familias, su entorno y la creación de oportunidades de aprendizaje hasta los 3 años, cuando entra en juego la Asociación Te Ayudo que trabaja las mismas áreas y objetivos.