Trastornos antisociales en personalidades enfermas

|


200318 VA CAMPO


Curiosa aproximación política del PSOE y PODEMOS en torno a la prisión permanente renovable que me lleva a sospechar muchos aspectos ocultos a la ciudadanía.


Y no se trata de esgrimir en caliente los recientes sucesos de la bien llamada bruja de Almería que nos dejó a todos huérfanos del pequeño Gabriel.


El trastorno de personalidad antisocial (TPA), a veces llamado sociopatía, es una patología psiquiátrica que durante muchos años nos ha acompañado a los profesionales de la educación cuando tratábamos de entender muchos casos próximos.


En anteriores colaboraciones ya advertí sobre la lamentable política buenista, tan en boga por ciertos próceres de la política lucrativa que así se sienten más progresistas.


¿Estamos ante conductas fallidas de cuantos ya no les importan preservar valores con tal de arañar unos votos?


¿Votos de quién? Asesinos que aspiran a seguir “saliendo de rositas” en pocos años…


Citar al Diputado Martín Toledano, cuando muy recientemente aseguraba que García-Page y Pedro Sánchez, se están alejando de la ciudadanía ignorando la opinión de sus votantes, será motivo para que los habituales del desprestigio, la envidia y lo marginal sigan insultándonos anónimamente con su auténtico estilo facha…


El "buenismo" ha sido una horrible plaga, todo un drama para España, propiciado por Zapatero que sin duda ha sido el peor gobernante habido en España desde que murió Franco - único que colocó como objetivo provocar la ruptura entre los españoles para conseguir los votos de nacionalistas vascos y catalanes.


Socialistas prestigiosos como Alfonso Guerra y otros también se han apeado del burro “dicen con toda claridad que Ciudadanos es el partido que actuó con total coherencia en Cataluña y va a ser premiado en toda España” (entrevista en el Diario de Andalucía) …


¿Y qué está pasando con PODEMOS? El partido antisistema, que pregona estar apoyando a conocidos etarras, justificando insultos, desprecios a nuestra herencia cristiana, envueltos en una sospechosa sociopatía, visible en todos sus desplantes e incoherencias.


Claro ¿será Valdepeñas diferente a todos?


No me imagino pactar a nivel nacional con el PSOE cuando en nuestro pueblo existe un gran enfrentamiento por motivos personales – que no pueden justificar el uso de un partido.


Las personas que padecen sociopatía no pueden adaptarse a las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales… Conducta habitual de muchos acólitos de Pablo Iglesias que también quieren convertir en votantes a quienes, por su edad, su personalidad es muy moldeable, y por lo tanto caldo de cultivo de sus votantes.


Las próximas elecciones debieran servir para desterrar de una vez a cuantos paralizan la voluntad de un pueblo que se encara al futuro.