Todo por hacer

|


180318 va futbol sala


Foto ACP-FSValdepeñas


El primer equipo azulón descansa este fin de semana debido a la disputa de la Copa de España, unos días de desconexión siempre necesarios sabiendo lo que queda aún por delante. Ponemos en mente a la Marea Azulona lo que está por llegar.


Si bien muestra la clasificación la gran temporada que están registrando los hombres de Leo Herrera, todavía no se han mejorado los números del mejor año azulón en segunda división. En la 2015-2016, el conjunto valdepeñero cerró la campaña superando el centenar de goles a favor y consiguiendo 54 puntos. Algo que está cerca de cosechar, estando a las puertas de la jornada 25 con 53 puntos y 91 goles.


Por delante quedan seis difíciles encuentros para sobrepasar dichos números y mantener la posición de privilegio que hoy ostenta la escuadra vinatera. La primera final tras el parón, será la siempre complicada visita a Barcelona para enfrentarse al filial blaugrana, un partido a día de hoy entre aspirantes al campeonato liguero, por lo que los hombres de Xavi Closas se lo pondrán difícil a los azulones.


Después la actividad volverá a las calderas del ‘Infierno de La Mancha’, donde se recibirá a un siempre combativo Rivas Futsal que, aunque en las últimas jornadas ha frenado su ascenso a los puestos altos, sigue inmerso en la pelea por una plaza en los playoff por el ascenso a 1ª División. El conjunto de David Ramos intentará aguar la fiesta, ya en la primera vuelta lo hizo a todos los desplazados a la localidad madrileña en un partido que acabó en un empate de infarto, obra de Iván Quintín.


La tercera final tendrá un aroma especial, se volverá al lugar de los hechos, donde los sueños se hicieron añicos y donde las lágrimas se derramaron despidiendo otra opción de ascenso y a muchos jugadores queridos por la Marea Azulona. El Esperanza Lag albergará un nuevo decisivo encuentro entre ilicitanos y manchegos, los locales posiblemente con los deberes hechos por abajo. La peña “La Curva” ya prepara el desembarco azulón en Elche, como sucedió hace poco menos de un año. Quién sabe si el destino pueda devolver en ese mismo lugar, algo que le quitó hace una temporada.


En este parón está llamado a ser el partido que puede decidir todo, aunque dependerá de los resultados dados en las anteriores tres jornadas. UMA Antequera llegará a Valdepeñas para apurar todas sus opciones, su opción para tener factor cancha en el playoff, sus opciones para luchar el ascenso directo y sus opciones, por qué no, de incluso ser campeón ligero de 2ª División. Los de Moli lucharán hasta el final y pese a ir partido a partido, tienen marcado en rojo el partido ante el Massey Ferguson / Bodegas Fernando Castro F.S. Valdepeñas.


La quinta final liguera llevará a los azules hasta Puertollano, el primer derbi del año 2018. Los rojillos buscarán ante su afición certificar su presencia en los playoff de ascenso a la máxima categoría, posición que llevan ocupando prácticamente toda la temporada. El equipo de Marlon Velasco está acusando en esta segunda vuelta la escasez de efectivos en su plantel, pero aún no han dicho la última palabra, y mientras las matemáticas no digan lo contrario, combatirán por todo.


Y la segunda división se cerrará en el Virgen de la Cabeza, las cinco fechas previas dirimirán que se pueden jugar valdepeñeros y manzanareños en un derbi de máxima rivalidad. Quizás ambos equipos lleguen con sus objetivos cumplidos o quizás con todo por decidir, algo que hará este encuentro aún más difícil, ya que ni los presupuestos, ni las plantillas, dan más favoritos a unos u otros en este tipo de partidos.


En conclusión, seis finales por delante y lo dicho, con todo por hacer.