La Unidad Materno-Infantil del Hospital General de Valdepeñas renueva su imagen con nueva decoración y uniformes para su personal

|


180318 VA HOSPITAL


La Unidad Materno-Infantil del Hospital General de Valdepeñas, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-la Mancha, está estos días de estreno con una nueva decoración y uniformes para su personal que confieren una imagen más colorista y alegre a esta zona del centro sanitario.


Los personajes de Disney pueblan las zonas comunes y las habitaciones de esta unidad para acompañar a los pequeños pacientes durante su estancia. Además, el personal de Enfermería ha desterrado el blanco de su indumentaria y luce pijamas de varios colores con todo tipo de dibujos infantiles.

Con esta nueva indumentaria se pretende buscar un acercamiento y colaboración por parte de los pequeños, ya que una actitud positiva ante los sanitarios en la etapa de enfermedad beneficia al desarrollo y resultado del proceso patológico y favorece una mejor evolución.

Además, para renovar la imagen del área Materno-Infantil se ha contado con la colaboración de los alumnos de la Escuela de Artes de Valdepeñas, que se han encargado del cambio de cara de la sala de juegos que utilizan los niños que pueden transitar por las zonas comunes del servicio.

Esta renovación de la imagen de la zona de Pediatría del hospital se inscribe dentro del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria puesto en marcha por la Consejería de Sanidad, en concreto con las medidas contempladas dentro del ‘Plan Dignifica’, para brindar una atención más humanizada al paciente y a su familia y garantizar unos cuidados eficaces y de calidad partiendo de la empatía, el respeto y la amabilidad.

La Gerencia de Atención Integrada de Valdepeñas ha sido una de las que más se ha implicado con estas iniciativas de humanización en lo que respecta a la asistencia Materno-Infantil. Así, por ejemplo, las urgencias del hospital cuentan desde principios de 2016 con una sala de espera específica para Pediatría con juguetes y libros infantiles con la que se evita que los niños compartan espacios con los pacientes adultos que pueden presentar patologías graves.

Otras medidas en la misma línea son las visitas programadas al hospital de mujeres gestantes para familiarizarlas con todo el proceso del parto con el fin de ayudar a paliar sus inquietudes y miedos y obtener mejores resultados obstétricos o la creación de una comisión de apoyo y promoción de la lactancia materna.