Valentín Martín: "Luchamos por conseguir más gente joven que se involucre en la Semana Santa de Valdepeñas"

|


PRESIDENTE HERMANDAD CONVENTO NUESTRO PADRE JESUS VALENTIN MARTIN


La Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad prepara estos días la Semana Santa para celebrar su Estación de Penitencia, una de las más emotivas de Valdepeñas, la procesión de la Madrugá, cuando sacan a sus titulares del Convento a las cinco de la mañana y son arropados por el pueblo de Valdepeñas en el silencio de la noche. Además, esta cofradía está de enhorabuena, ya que en octubre comenzarán las obras de restauración de los frescos de la capilla de Nuestro Padre Jesús. De todo ello nos habla el hermano mayor de esta cofradía valdepeñera, Valentín Martín, en esta entrevista.


¿Cómo se presenta esta Semana Santa para vuestra hermandad?


Con mucho trabajo como siempre. Dentro de que es un año normal, en el que no hay nada nuevo, con mucho trabajo para nosotros.


¿Qué es la Semana Santa para vosotros?


Es un sentimiento que llevamos dentro, que nos gusta, que lo disfrutamos pero que también nos hace trabajar mucho y perder muchas horas de estar con la familia. Pero, como dice el refrán, "palos a gusto no duelen".


¿Cómo es el cartel que anuncia vuestra Estación de Penitencia?


Llevábamos ya tres años, más el cartel del centenario, haciendo pintura a cargo de Adrián Riquelme, pero este año hemos decidido hacer un montaje fotográfico a cargo de Imprenta Campos con las dos imágenes titulares, con Jesús Nazareno y la Virgen.


¿Qué novedades tenéis este año?


La principal novedad este año son las dos cartelas nuevas que lleva Nuestro Padre Jesús. Y la máxima novedad es que a partir de octubre empiezan las obras de restauración de los frescos de la capilla de Nuestro Padre Jesús.


¿Cómo habéis recibido esta noticia desde la hermandad?


La hermandad lo lleva pidiendo ya desde hace 20 ó 25 años, no es nuevo ni es mío. Es un patrimonio que se está perdiendo, poco a poco se ha ido dejando porque cuesta mucho sacrificio arreglarlo. Pero en buena sintonía con el Ayuntamiento y con la orden trinitaria junto con la hermandad vamos a hacer un esfuerzo de titanes por sacar adelante ese proyecto.


¿Cómo veis el ambiente de Semana Santa en Valdepeñas?


Llevamos unos años en los que la crisis nos ha beneficiado porque la gente antes se iba mucho a la playa y a la montaña de vacaciones pero la crisis llegó a todos y tuvimos que volver al pueblo. Y desde las hermandades luchamos mucho para conseguir gente. Yo no me puedo quejar porque en nuestra hermandad somos muchos hermanos. Pero se nota que la gente joven no se involucra lo que se tendría que involucrar. Yo no me quejo, vuelvo a repetir, porque tengo dos cuadrillas de hombres y mujeres de trono donde hay muchos jóvenes, la junta directiva también somos gente joven y la banda también. Luchamos por conseguir más gente joven que se involucre en la Semana Santa de Valdepeñas.


¿Se puede describir con palabras los sentimientos que se viven cuando Nuestro Padre Jesús recorre las calles de Valdepeñas en la Madrugá?


No se puede describir. Lo más emocionante para nosotros es la salida. Es un momento muy complejo, delicado y con muchos sentimientos, se juntan muchas cosas en esos momentos y sobre todo con la Madrugá. El encuentro es una maravilla y la gente te arropa. Y luego la entrada cuando ya es de día es sublime. Y el descanso que te queda cuando ya lo dejas dentro y no ha pasado nada, todo ha salido bien, el tiempo ha acompañado y la gente ha disfrutado con ellos en la calle. Pero lo nuestro es todo el año, cuando los cambian, cuando los suben, con el besamanos. El otro día, en el besamanos, comentábamos que estamos allí para limpiar las manos a Jesús y ves a una persona que se le cae una lágrima y se te cae a tí también.


¿Quieres añadir algo más?


Pedir a los hermanos que nos acompañen en todas las procesiones, que se pongan su túnica, que hagan penitencia, que el tiempo nos acompañe, que todas las procesiones salgan bien y podamos tener una Semana Santa bonita.