El CEIP Virgen de Consolación se convierte en una tienda de alimentación y juguetes con ayuda del 'Descuentator'

|



Esta mañana en el CEIP “Virgen de Consolación”, hemos evaluado de una manera diferente. Los alumnos de quinto curso han convertido la clase en tiendas de alimentación y juguetes. Se trataba de convertirse en vendedores y aplicar descuentos. Las familias y los demás compañeros del centro han sido un poco pillos, pues han regateado y han conseguido que aplicaran ofertas mayores. Cada producto que vendían llevaba su factura con el proceso de obtención del porcentaje bien descrito. Pero como todos nos podemos equivocar, nuestro robot “Descuentator” comprobaba si estaba bien hecho.



Ha sido muy motivador, y el fatídico examen de Mates se ha convertido en algo muy divertido.



¿Qué evaluación habrán obtenido? ¿Cómo creéis que se han autoevaluado? ¿Les habrá parecido buena la idea? ¿Lo olvidarán?