El Hospital de Valdepeñas habilita una “Biblioteca Solidaria” en el área de hospitalización

|



El gesto altruista del doctor Fernández Rueda y la iniciativa del grupo de humanización de la Gerencia de Atención Integrada han hecho posible la apertura de una “Biblioteca Solidaria” en una de las plantas de hospitalización del Hospital General de Valdepeñas.



Se trata de un punto de lectura ubicado en una sala de espera de la planta quirúrgica con la intención de hacer más amena la convalecencia de los pacientes y el acompañamiento de sus familiares a través de la lectura.



Los libros, de temática y género variado, proceden de una donación de la biblioteca particular del médico José Feliciano Fernández Rueda, cirujano jubilado que trabajó durante veintiocho años en el hospital valdepeñero. Los volúmenes pueden retirarlos libremente pacientes, familiares, personal y usuarios y devolverlos cuando abandonen el hospital.



Esta biblioteca es una de las iniciativas puestas en marcha por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha al amparo del plan para humanizar la asistencia a los pacientes y sus familias. El grupo de humanización de Valdepeñas tiene la previsto instalar nuevos puntos de lectura en otras zonas del hospital dada la excelente acogida que está teniendo el recién abierto.


El amor en todas sus facetas


La apertura de esta biblioteca solidaria ha coincidido en el tiempo con el mes en que se celebra el Día de los Enamorados, una conmemoración que se ha hecho más que patente en el área de hospitalización de la planta de Medicina Interna del Hospital General de Valdepeñas.


La enfermera María Josefa García ha querido homenajear al amor en todas sus expresiones y facetas y con la ayuda de varios compañeros ha decorado la planta con carteles con la palabra amor en diferentes idiomas, además de bonitas combinaciones de frases emotivas que trasmiten positividad y cariño.


El objetivo de esta decoración especial es transmitir que, igual que la palabra amor se puede decir en cientos de idiomas, también se puede expresar y sentir de mil formas distintas con respeto, empatía, humanidad o cariño.


Desde la dirección del hospital han felicitado a María Josefa García y al personal de la planta de Medicina Interna por esta decoración especial, un gesto que es expresión pública del amor que sienten por su trabajo.